En el contexto actual donde el negocio es tecnología y la tecnología es el negocio, el Chief Information Officer cumple un rol fundamental para que toda compañía se adapte a la transformación digital y no se extinga. 

Por Alejandro Bianchi, Presidente de Liveware ISSA.

La transformación digital a través de las nuevas tecnologías está cambiando la manera de hacer negocios y, más aún, dando espacios para generar nuevas alternativas que serían imposibles de desarrollar sin el uso de cloud computing, big data, orientación a servicios, mobile, entre otras. Este nuevo escenario pone a prueba la capacidad de las organizaciones para adaptarse a los cambios y gestionar los conflictos subyacentes. Una de las áreas más impactadas es y seguirá siendo la de IT.

Los CIOs enfrentan desafíos importantes que los obligan a repensar el modelo organizacional, la gestión de su plataforma tecnológica y la provisión “on time” de soluciones demandadas por el negocio.

Alineamiento, cooperación y comunicación, integración, agilidad y gobierno son palabras que definen el área de IT de los próximos años. El CIO del futuro debe buscar conocer y entender el negocio, hacia donde va, cuáles son los desafíos que debe enfrentar para sobrevivir en un mercado híper competitivo de manera de poder orientar su organización a estas necesidades. Esto implicará áreas de IT con nuevas responsabilidades tales como: Centro de Excelencia de Integración, Arquitectura de Software, Gobierno de Datos y de Big Data, la automatización del proceso de desarrollo basado en los conceptos de DevOps (acrónimo inglés de development y operations),  para no solo asegurar agilidad en el desarrollo sino también eficiencia en la puesta en producción y todo esto potenciado por eficientes procesos de gobierno que aseguren la toma de decisiones alineadas a las demandas del negocio.  Adicionalmente se suma las oportunidades de Cloud Computing, esta tecnología le da al negocio la posibilidad de lograr una verdadera transformación digital a partir de nuevos modelos de IT basados en elasticidad y escalabilidad.

“El CIO del futuro debe buscar conocer y entender el negocio para sobrevivir en un mercado híper competitivo y de esta manera, poder orientar su organización de acuerdo a las necesidades del mercado”

En síntesis, el sector de IT del futuro deberá ser ágil, alineado efectivamente al negocio y con un alto nivel de automatización de sus procesos para lo cual deberá incorporar nuevas capacidades en sus equipos de trabajo generando una nueva organización preparada para enfrentar y resolver nuevos desafíos.

En un futuro, el grado de integración entre IT y el negocio será tal que “el negocio es IT e IT es el negocio”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *